Cables de bujía para
motores a gas y gasolina

  • Durante más de 4 décadas, A&G ha suministrado instalaciones de alta a las plantas ensambladoras automotrices más importantes del país, incluyendo marcas como GM, Mazda, Renault, Hyundai, Skoda, Mitsubishi, Toyota, Nissan, Honda y otros. Actualmente A&G cuenta con certificados de calidad exigidos por la industria automotriz para la fabricación de autopartes como IATF 16949 e ISO 9001, brindando así seguridad, respaldo y confianza en todas sus líneas de productos.
MÁS INFORMACIÓN CLIC AQUÍ

La innovación y el desarrollo son pieza fundamental en la compañía, por eso, las instalaciones de alta se fabrican con los mejores materiales y componentes en diferentes tipos de gamas para dar solución a todas las aplicaciones y exigencias del mercado. (Gas, taxis y aplicaciones especiales).
Los cables de bujía pertenecen al sistema de encendido del vehículo y tienen como misión garantizar una chispa o salto eléctrico que permita realizar la combustión en cada ciclo del motor y al mismo tiempo evitar el flujo de señales electromagnéticas de alta frecuencia (SEAF) que puedan afectar el correcto funcionamiento de los equipos electrónicos del motor (sistemas de sensores, ECU, accesorios, alarmas, entre otros). Una chispa correcta (en tiempo e intensidad) garantiza un máximo rendimiento, ahorro de combustible, reducción de emisiones contaminantes y mejor desempeño del vehículo.
Generalmente los cables de bujía se fabrican bajos dos gamas. Cables resistivos y cables inductivos. Los cables resistivos se fabrican con una resistencia por metro de entre 9500 a 28000 Ohm / m. Una resistencia muy baja no evitara que las SEAF afecten el funcionamiento de los componentes eléctricos del vehículo, mientras que una resistencia muy alta en el cable disminuirá considerablemente la intensidad de la chispa y por ende la eficiencia del encendido del vehículo. 

Las terminales ensambladas a los cables de bujía de A&G son fabricados en acero inoxidable que garantizan una vida útil más prolongada para la instalación. Los terminales han sido cuidadosamente seleccionados para garantizar una correcta aplicación en cada vehículo y tipo de bujía.
Las botas o capuchones que protegen la instalación, son fabricados en caucho silicona para garantizar una gran durabilidad y resistencia al entorno de trabajo que se puede encontrar debajo del capó del vehículo.
A&G incluye en sus instalaciones peinillas (separadores de cables) y coraza automotriz fabricada en polipropileno. Las peinillas facilitan el ruteo de los cables de bujía, protegiéndolos de la exposición a partes del motor que se encuentran a temperaturas extremas (múltiple de escape, bloque motor) o que puedan dañar la instalación (ventilador).La coraza automotriz brinda una protección adicional a los cables de bujía cuando por condiciones de diseño la instalación queda expuesta a desgaste mecánico (fricción y vibración).

Authorized distributors:

• VENTAJAS DE LOS CABLES BOBINADOS

  • Los cables de bujía inductivos (bobinados) A&G por el contrario logran eliminar las SEAF creando un efecto inductivo sobre el cable haciendo que la resistencia por metro del cable sea más baja y el salto de corriente o chispa más eficiente.

    El cable A&G inductivo tiene un núcleo ferromagnético enrollado por un alambre inoxidable que se encarga de generar el efecto inductivo, una cubierta de látex conductor, un revestimiento en elastómero EPDM como aislante eléctrico y finalmente una cubierta externa en silicona o EPDM, material que soporta elevadas temperaturas y envejecimiento propio de la operación del vehículo.

Need help Chat with us
en_US